fbpx

Recientemente nos ha conmocionado la desaparación y muerte de Mara, una estudiante Mexicana asesinada, y ha despertado la alerta de muchas personas hacia la violencia de género, pero ¿cuál es la raíz de este problema? sorpresivamente un par de utensilios usados erróneamente para la crianza, la chancla y el cinturón,  podrían ser los precursores en gran medida de esta problemática, descúbrámoslo juntos.

Es triste que sigamos escuchando frases como “gracias a la chancla soy una buena persona”, “ese niño merece unas nalgadas”, “si yo lo tuviera un día con eso lo calmaba” o “ese niño ya te tomó la medida” lo peor es que no sólo viene de padres, sino incluso aún de pediatras, terapeutas y psicólogos mal informados sobre la crianza.

Hay muchos mitos sobre la crianza y aún otros más sobre la crianza respetuosa, muchos tratan de justificar los golpes aludiendo a la disciplina pero hoy lo abordaremos desde otra perspectiva: la del maltrato.

Empecemos con Números

Criar con golpes es maltrato, maltrato que tiene repercusiones a corto y largo plazo y si aún creen que una nalgada a tiempo soluciona las cosas y que gracias a eso hay buenos ciudadanos respetuosos de los adultos, veamos las siguientes estadísticas tan sólo para México

  • México tiene el 1er lugar en abuso sexual infantil con 4.5 millones de casos del que sólo se denuncia un 2%
  • En dicho país 6 de cada 10 niños sufren maltrato de cualquier índole
  • Mas de 26.7 millones de mujeres mayores de 15 años que han vivido al menos un acto de violencia a lo largo de sus vidas; 5.8 millones reportan casos de violencia física o sexual graves o muy graves; y en 1.2 millones de casos su vida estuvo en peligro como resultado de las agresiones (sic)
  • Desde el año 2006 al2011 los homicidios en México se han incrementado en un 160% esta cifra empeoró para el 2017
  • La violencia Intrafamiliar está asociada al incremento delictivo

Y justo la corrupción y violencia son las cadenas que han mantenido a muchos países en el tercer mundo, ¿y que tiene que ver todo esto con la chancla?, bueno iniciemos desde un niño golpeado con la chancla: sus padres le han dado el mensaje de que él no tiene derecho a defenderse, que debe ser sumiso a sus mayores y que estos incluso tiene privilegios sobre su cuerpo, estos falsos conceptos el niño puede asociarlos profundamente a que cualquier adulto o niños más grande o fuerte puede agredirlo, desencadenando mayor vulnerabilidad al abuso sexual, además por el temor a sus padres dicho abuso será mucho más difícil compartido por el niño.

niño con arma

Aquí no acaba la cadena, el niño crece y se mira superior a otros niños, entonces él puede sentirse con derecho de agredir y abusar de los más pequeños, al fin y al cabo ese es el ejemplo en casa, o bien la pequeña crece y en la adolescencia añadido a su vulnerabilidad al abuso sexual, está un incremento en el factor de justificar el abuso físico por su pareja, así la jovencita dirá frases como “me golpea pero me ama” “me merecía ese golpe porque yo fui muy dura con él” y aquí estamos en la violencia intrafamiliar, preámbulo del delito y sustento de las demás estadísticas de homicidios y corrupción en el país.

¿Y qué tiene que ver conmigo?

Tal vez estés pensando “a mí me pegaron y yo nunca he robado” “yo nunca he faltado al respeto” “soy un adulto sano y no me afectó” bien en ese caso felicidades ya que eres un sobreviviente, no todos los que por ejemplo se expusieron a la radiación de Chernóbil desarrollaron cáncer, pero ¿seguro que no tienes secuelas?

Hablemos ahora del manejo de las emociones, ¿has gritado groserías cuando alguien se te atraviesa en el tráfico?, ¿sueles sentirte inseguro de hablar en público? ¿Sabes decirle “no” firmemente a las personas incluso a tu jefe? ¿Tienes deseos de golpear a tu hijo cuando te hace un fuerte berrinche?, ¿abusaron físicamente de ti en la escuela u otros adultos? si eres honesto sabrás que esos sentimientos de violencia son comunes cuando fuimos educados así, no aprendimos a moderar nuestros impulsos y a estas alturas te habrás dado cuenta de algo muy importante: los que golpean a sus hijos en realidad no lo hacen para educarlos, lo hacen para liberar su frustración, igual que los que golpean a su pareja

Si fuiste golpeado en tu infancia debes saber que puedes romper esa cadena, también que tus padres no fueron malos, hicieron lo que pudieron con la información que tenían, pero ahora sabes que hay otra manera de establecer verdaderos límites, que se puede ser firme con tu hijo sin violencia y sobre todo que puedes romper esa cadena con tus hijos y restablecer el orden con tus propias emociones

¿Hay un nivel de chanclazos aceptable?

Si bien ya expusimos con claridad por qué no es adecuado golpear a los niños, queremos terminar con el último pensamiento que queda entre quienes aceptan esto de manera parcial: “hay un nivel aceptable de chanclazos”, “los golpeo pero muy poco al menos cuando ya se pasaron” “sólo una vez le di un manazo a mis hijos” este tipo de pensamientos intentan justificar o hacer creer que hay un límite razonable de agresión, está de más decir lo peligroso que es pensar de esa manera ya que ese supuesto límite puede incrementarse imperceptiblemente en la mente de la víctima y del agresor, pero ahora usemos un supuesto para terminar con esto de una buena vez:

la chancla

Imagina que si existe ese límite, pongámosle un número imaginario y digamos que ese límite es de 1, que representa la intensidad del chanclazo permitido (insistimos esto no existe pero lo estamos suponiendo)

Ahora imagínate que tu hijo hace algo incorrecto, amerita ese supuesto chanclazo y lo haces con una intensidad de 0.5 el niño se calma

Dos días después el niño reincide y 0.5 no es suficiente, aumentas a 0.6 y el niño se calma, así pasa sucesivamente hasta que llegas al 1 y el niño ya no se controla, entonces ¿qué sigue? ¿Rebasar el límite? ¿Hasta dónde?, seguramente los más prudentes dirán, “cambiemos de estrategia” “busquemos la manera de hacerle entender” “pongámosle reglas claras y hablemos con él” si estás comenzando a idear cosas para que el niño tenga un mensaje más claro de lo que se espera de él ¡perfecto! De eso se trata la crianza respetuosa, buscar estrategias efectivas que hagan al niño establecer límites, valorarse y valorar a los demás, pero brincándonos todos los golpes y chanclazos

Queríamos entrar directo a las estrategias de educar y manejar rabietas y berrinches, pero no podemos tener una educación respetuosa efectiva sin primero convencernos de los errores del pasado, que son errores y que hay que corregirlos, por favor no te pierdas nuestro próximo artículo donde ahora sí, te daremos técnicas que a la larga, harán no sólo de tu hijo sino de ti mejores personas.

Te pediremos algo que normalmente no hacemos: comparte esto con aquellos padres jóvenes que conozcas, la chancla está más difundida de lo que te imaginas y en el futuro podremos cosechar mejores tiempos si la erradicamos, esperamos que este artículo sea útil en tus esfuerzos de erradicar la chancla desde tu propia perspectiva y la de tus conocidos, es una lucha que toma mucho tiempo pero al final los pequeños se ahorrarán mucho sufrimiento y tú, mayor satisfacción.

Feliz día

 

Fuentes.

http://www.excelsior.com.mx/nacional/2016/03/29/1083535

https://www.forbes.com.mx/violencia-infantil-la-otra-cara-de-mexico/

http://www.eluniversal.com.mx/blogs/observatorio-nacional-ciudadano/2016/04/11/violencia-intrafamiliar-un-preambulo-para-el-delito

http://www.informador.com.mx/mexico/2012/398839/6/de-2006-al-2011-los-homicidios-aumentaron-160-en-el-pais.htm

César Feerman
Padre, esposo e Ingeniero químico, me apasionan las ciencias y toda fuente de información valiosa, me gusta escuchar y tratar de entender la forma de ver el mundo de los demás

Descarga tu guía con tan solo tu email

manejando berrinches

Sólo un paso más, Revisa Tu email, (incluso el SPAM) y confírmanos que la dirección es correcta.