fbpx

Aún estamos aprendiendo sobre el brote de coronavirus iniciado en China. Uno de los mayores misterios es por qué tan pocos niños se han enfermado.

A pesar de informarse de su brote desde el 31 de diciembre del 2019, no se reportaron casos de niños menores de 15 años sino hasta el 22 de enero del 2020. Un estudio en el New England Journal of Medicine publicó en ese momento que “los niños podrían tener menos probabilidades de infectarse o, si se infectan podrían mostrar síntomas más leves” que los adultos.

Desde entonces, de han registrado pocos casos entre niños: una niña de 9 meses en Beijing, un niño en Alemania cuyo padre fue diagnosticado primero con el virus y un niño en Shenzhen, China, que fue infectado, pero no muestra síntomas, posteriormente, se confirmó el caso de un bebé en Wuhan, China, que dio positivo por el virus 30 horas después de haber nacido; La madre del bebé es una paciente con coronavirus.

Mira el video de cómo diferenciar un virus de una bacteria en tus hijos

Pero en general, los niños no parecen ser muy vulnerables al virus.

“Por lo que hemos visto, y por razones que no quedan claras, parece que esto está afectando principalmente a los adultos”, dijo Richard Martinello, profesor asociado de enfermedades infecciosas en la Escuela de Medicina de Yale durante una entrevista a Business Insider. “Algunos de los informes que han salido hasta ahora de China provienen de hospitales para adultos y no de hospitales pediátricos, por lo que podría ser que todavía no estamos viendo esos datos”.

Un recuento bajo de casos entre los niños es algo bueno, ya que es menos probable que los niños se laven las manos, se cubran la boca y se abstengan de tocar a los demás, comportamientos que pueden propagar virus.

Coronavirus y niños

Aaron Milstone, epidemiólogo y profesor de pediatría de la Universidad Johns Hopkins  dijo a Business Insider: “Si podemos proteger a los niños: uno, es bueno para ellos, pero dos, es bueno para la población, Si penetra en la población pediátrica, eso podría amplificar el brote”.

Pocos casos de niños con SARS

Los síntomas del nuevo coronavirus son similares a los asociados con la neumonía o la gripe: fiebre, tos, escalofríos, dolor de cabeza, dificultad para respirar y dolor de garganta.

El coronavirus es muy similar con el virus del SARS, el cual mató a 774 personas e infectó a más de 8,000 entre el 2002 y 2003en esa ocasión en niños solo hubo 80 casos confirmados por laboratorio y 55 casos probables o sospechosos, la mayoría de esos niños solo desarrollaron fiebre y unos cuantos tos o vómitos.

En 2007 se publicó que en el caso del SARS los niños de 12 años o menos mostraban síntomas más leves de que los adultos asimismo ningún niño o adolescente murió por el virus, y solo hubo un caso en el que un niño transmitió el SARS a otra persona.

Aún no sabemos la causa de esta resistencia

hay dos hipótesis para explicar esta resistencia de los niños al coronavirus: podría deberse a que se encuentran menos expuestos o bien a una diferencia en la forma en que sus cuerpos responden al mismo.

En el primer caso David Weber, profesor de epidemiología y pediatría de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill explicó que por brotar en un mercado de mariscos en el que hay poca afluencia de niños estos se verían menos afectados en un principio.

También es posible que los cuidados que tienen los adultos (lavado de manos, cubrirse la boca, aislarse) ayuden a no propagar el brote a los niños, si este fuera el caso la infección futura en los niños podría empeorar la situación ya que los pequeños tienen más dificultad para tomar los cuidados de higiene y aislamiento mencionados.

Actualmente la gripe representa un riesgo mayor para la población infantil que el mismo coronavirus, de acuerdo con la CDC, los niños menores de 5 años tienen un alto riesgo de desarrollar complicaciones graves por el virus de la influenza, como neumonía e insuficiencia respiratoria y renal. podría deberse a que los niños tienen una mayor respuesta inmunológica, por lo que es más probable que tengan fiebre o sufran daños en los tejidos mientras sus cuerpos intentan combatir la infección.

Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor del 80 por ciento de las muertes por el nuevo coronavirus se han producido entre personas de 60 años o más.

Pero no te confíes

A pesar de esta noticia el equipo de Bebequitin te recomienda mantener las precauciones necesarias en casa: evitar multitudes en lo posible, lavarse las manos frecuentemente, usar cubrebocas y no estornudar al aire entre otras, así como estar atentos a las recomendaciones y actualizaciones de la OMS y los gobiernos locales de tu comunidad.

Fuente: Sciencealert

César Feerman
Padre, esposo e Ingeniero químico, me apasionan las ciencias y toda fuente de información valiosa, me gusta escuchar y tratar de entender la forma de ver el mundo de los demás

Descarga tu guía con tan solo tu email

manejando berrinches

Sólo un paso más, Revisa Tu email, (incluso el SPAM) y confírmanos que la dirección es correcta.