fbpx

Hay cosas que intuimos o damos por sentado que por sentido común se deben o no hacer, no obstante, es común que a pesar de ser tan evidentes las hagamos bajo alguna justificación, por ejemplo, los fumadores saben el riesgo que implica el fumar sin embargo lo siguen haciendo a pesar de esa disonancia en sus mentes.

Lo anterior ocurre con los refrescos, es bien sabido que no son nutritivos y que en la dieta balanceada prescrita por un nutriólogo será de las primeras cosas a evitar, no obstante, es muy común a adultos y niños por igual consumirlos en grandes cantidades, y lo creas o no, muchos padres dan a sus bebés biberones con refrescos de cola o gaseosas de otros sabores.

Las consecuencias

Por intuición suponemos que al tener tanta azúcar un refresco o gaseosa nos hará engordar y evitar comer alimentos saludables que sí nos aportarían a nuestro cuerpo sin embargo el riesgo de obesidad, a pesar de estar demostrado en varios estudios, es uno de los problemas menores a largo plazo.

Laura Moreno, investigadora del Departamento de Salud Pública de la Universidad Nacional Autónoma de México, en una entrevista para la Gaceta de dicha institución detalló otros males asociados al consumo de dichas bebidas, entre ellos mayor riesgo de desarrollar Alzheimer, diabetes, cálculos renales, asma, depresión, mala digestión, descalcificación y caries.

En el caso de los refrescos de cola la investigadora detalló que uno de sus ingredientes: el ácido fosfórico, promueve la desmineralización de los huesos al no permitir la adecuada absorción de calcio, además al combinarse con los azúcares de dicha bebida interviene con la absorción del hierro por lo que en niños y mujeres embarazadas esto puede provocar anemia, mayor disposición a contraer infecciones y problemas en el crecimiento de los niños.

Si conoces a alguien que de este tipo de bebidas a los niños ayúdale compartiéndole esta información, definitivamente evitar su consumo o reducirlo lo más posible trae beneficios en la salud y la economía tato a corto como largo plazo… y si eres tú quien lo hace, pues ya no lo hagas 🙂

Fuentes

http://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=22965

César Feerman
Padre, esposo e Ingeniero químico, me apasionan las ciencias y toda fuente de información valiosa, me gusta escuchar y tratar de entender la forma de ver el mundo de los demás

¡Sorpresa! Con sólo tu email tendrás gratis la guía "manejando Berrinches" además de descuentos exclusivos ;)

Tendrás acceso a descuentos exclusivos y recursos gratuitos, puedes cancelar cuando gustes.

Manejando berrinches

¡Bienvenido!, Verifica tu correo para descargar tu guía

Descarga tu guía con tan solo tu email

manejando berrinches

Sólo un paso más, Revisa Tu email, (incluso el SPAM) y confírmanos que la dirección es correcta.