fbpx

Un estudio realizado a nivel nacional en Estados Unidos encontró que los niños que asisten a escuelas en lugares desfavorecidos tienen tanta oportunidad de aprendizaje como aquellos que asisten a escuelas en lugares económicamente favorecidos

Estos puntajes parecen contradecir los resultados de los exámenes, en los cuales los estudiantes que viven en zonas más ricas parecen sobresalir sin embargo el Dr.  Douglas Downey, autor de este estudio estudio y profesor de sociología en la Universidad Estatal de Ohio explica que dichos resultados hablan más de lo que pasa en casa que dentro de la escuela.

“Descubrimos que si observa cuánto aprenden los estudiantes durante el año escolar, la diferencia entre las escuelas que atienden a estudiantes en su mayoría con ventaja y aquellas que atienden a estudiantes en su mayoría en desventaja es esencialmente cero”, dijo Downey.

Actualmente en Estados Unidos algunos distritos escolares ya no evalúan a las escuelas por exámenes sino por un sistema que considera el aprendizaje obtenido en el año, aún así para los investigadores este nuevo sistema no considera por ejemplo las vacaciones, en las que los niños con mejor condición socioeconómica se hayan en ventaja y no retroceden en su aprendizaje como ocurriría con los niños menos privilegiados.

Esta “pérdida de verano” para los estudiantes desfavorecidos no es sorprendente, dadas las dificultades que enfrentan con problemas como la inestabilidad familiar y la inseguridad alimentaria, dijo Downey.

“Lo notable no es lo que sucede en verano, sino lo que sucede cuando estos estudiantes desfavorecidos regresan a la escuela: la brecha de aprendizaje esencialmente desaparece. Tienden a aprender al mismo ritmo que los de las escuelas suburbanas más ricas”, añadió.

“Eso es impactante para muchas personas que simplemente asumen que las escuelas en áreas desfavorecidas no son tan buenas”.

El estudio involucró a más de 17,000 estudiantes en 230 escuelas de USA a nivel preescolar tomando una submuestra de 3000 niños a los que se les aplicó exámenes de lectura tanto en preescolar como en los 2 primeros años de primaria permitiendo a los investigadores calcular cuánto aprendieron los niños durante tres períodos escolares y compararlo con lo que sucedió durante los veranos.

Los resultados no significan que todas las escuelas sean igual de buenas, dijo Downey. Pero los resultados mostraron que las mejores escuelas no pertenecen necesariamente a zonas más ricas.

Aunque hay limitaciones y se necesitan más estudios por ejemplo en grados escolares superiores o en otras zonas como Latinoamérica esto rompe con algunas ideas como que las escuelas promueven la desigualdad de hecho, pareciera que las escuelas disminuyen en cierta manera la desigualdad.

La desventaja principal de los niños en zonas marginadas son los problemas familiares y adversidades económicas, alimentarias y de violencia que podrían sufrir, pero al ir a la escuela estas desventajas pierden terreno.

¿Qué piensas? ¿Como padres es importante apoyar para disminuir estas desventajas en casa en la medida de lo posible?, ¿vale la pena el gasto extra por una buena escuela en una zona “rica” o sería mejor buscar una buena y más económica escuela cerca?

Publicado en ScienceDaily

Artículo original aquí

César Feerman
Padre, esposo e Ingeniero químico, me apasionan las ciencias y toda fuente de información valiosa, me gusta escuchar y tratar de entender la forma de ver el mundo de los demás

¡Sorpresa! Con sólo tu email tendrás gratis la guía "manejando Berrinches"

Tendrás acceso a descuentos exclusivos y recursos gratuitos, puedes cancelar cuando gustes.

¡Bienvenido!, Verifica tu correo para descargar tu guía

Descarga tu guía con tan solo tu email

manejando berrinches

Sólo un paso más, Revisa Tu email, (incluso el SPAM) y confírmanos que la dirección es correcta.