Hace poco se comenzó a viralizar una imagen que por su propia naturaleza genera polémica, es presumiblemente de la Revista Chilena “CEMA” dedicada a moda y consejos famliares. Es evidente que llama la atención por los consejos que da para la educación de los niños, sin más preámbulos veamos de qué se trata.

revista cema 1979

La Intención de la Imagen

La primera impresión de muchos, quienes probablemente fueron criados con algunos de estos puntos de menara parcial será afirmativa, he dejado a propósito el comentario de que hoy sería considerado troglodita por una razón : esta imagen se encuentra publicada de una forma polarizada, es decir, extremista, y esta ha sido la causa de que el debate sobre la chancla y la crianza respetuosa se intensifique más de lo necesario.

El hacer posts extremos provoca que ambas partes de una discusión tengan una concepción errada de las cosas: para los defensores de la chancla los promotores de la crianza respetuosa incentivamos que los niños “vivan sin límites y hagan lo que quieran” cosa que es errada totalmente pero ese pensamiento hace que los “pro chancla” rechacen por disonancia cognitiva cualquier evidencia o fundamento.
Por otra parte los defensores de la crianza respetuosa y sobre todo seguidores pueden llegar a malentender la postura de los “pro chancla” como personas que no quieren hacer ninguna clase de cambio y a las que hay que señalar y rechazar, y esto para ser honestos, obstaculiza mucho los esfuerzos por animarlos a hacer cambios en sus métodos.

Bien pues en este post busco abordar esto de una manera neutra pero al mismo tiempo clara con respecto a lo que expone la imagen, ¿consideramos troglodita lo que dice? no, pero definitivamente sí lo consideramos regresivo, es como si usted tratará de entrar a cirugía bebiendo licor para soportar el dolor en lugar de aplicar anestesia local, sufrírá y provocará sufrimiento innecesario (a quienes lo vieran pasarla mal en su operación).

La historia

Consideremos dos cosas: esta imagen no es de una revista científica o especializada por lo cual puede estar seriamente sesgado, y segundo es de 1979, época en que la psicología y la psiquiatría estaban en una etapa en desarrollo que incluso, de estar respaldado en ellas recordemos que para esos años la psicología estaba pasando por la “crisis de la psicología social” que hizo cuestionar la psicología como ciencia natural o social y con ello sus métodos, además de las cuestiones éticas por los experimentos realizados en humanos durante las susodichas guerras, en resumen, los datos de la imagen corresponden a una época más primitiva con respecto a lo que conocemos ahora.

Tocaremos sólo algunos puntos del la imagen a la luz de lo que sabemos ahora con el fin de ayudarte a ver con mayor escepticismo las afirmaciones de los entusiastas de la vieja escuela.

Obligarlos a saludar (y dar la mano)

Actualmente se sabe que la mejor forma de inculcarles el saludo es  través del ejemplo, no de la obligación, la obligación se vuelve más dañina cuando en el saludo se forza a dar besos o abrazos que ellos no desean dar ya que el mensaje que reciben es que ellos no tienen decisión sobre estas muestras y los coloca vulnerables ante un intento de abuso sexual. Un par de datos más: en este post explicamos que el abuso sexual se ha incrementado y que 6 de cada 10 niños sufrirán algún tipo de abuso, debes saber que la mayoría de los casos los perpetradores son famliares o cuidadores cercanos, así que el permitirles tener en claro la capacidad de decir “no” a expresiones de afecto será una defensa más para protegerlos.

Los adultos solemos mentir al saludar (sí, eso que llamamos “saludar por respeto“) seguro alguna vez le has sonreído a alguien que realmente te desgrada, pero un niño no suele tener esa noción, ellos suelen saludar de forma sincera y espontánea, si lo obligas a saludar le estas enseñando a reprimir esas emociones y justo eso lo vulnera, por ejemplo si alguien intentara abusar de él puede que se sienta obligado a “ocultar la incomodidad” tal como lo hace en un saludo forzado.

Finalmente un niño puede que no salude porque sea tímido, esa timidez puede verse agravada si se le da una mala experiencia al obligarle a saludar,  y el problema caerá en un círculo vicioso.

niño saludando

¿La buena noticia? Si tu como padre le das el ejemplo de saludar a todos, hacerlo con gusto el lo irá adquiriendo de manera espontánea, realmente los niños son sinceros y comienzan a ser espontáneos cuando alguien se gana su confianza, que es lo que buscamos los padres ¿o no? o ¿preferirías que tu hijo se sintiera forzado a ir y darle la mano a un desconocido en el parque por querer ser educado?

Un problema con la imagen de la revista es que no especifica la edad, pero nosotros sí hablaremos de los más pequeños: los bebés, en ellos por cuestiones de higiene y salud es mejor no permitir que les den besos o les agarren sus manitas (las cuales se llevan continuamente a la boca) ya que ahí podemos entrar en cuestiones de infecciones bacterianas o virales.

No te pierdas nuestra siguiente parte de esta serie, rompamos mitos y comprendamos que no buscamos que los niños hagan lo que quieran, sino que buscamos que se forjen límites por las razones correctas, al final del día queremos padres felices y niños increíbles.

 

¿Quieres recibir asesoría personal en la comodidad de tu hogar? ya sea en crianza o lactancia AQUÍ encontrarás a los mejores profesionales enfocados en crianza natural y respetuosa, agenda tu cita y disfruta con más plenitud de esta gran experiencia.

César Feerman
Padre, esposo e Ingeniero químico, me apasionan las ciencias y toda fuente de información valiosa, me gusta escuchar y tratar de entender la forma de ver el mundo de los demás

¡Sorpresa! Con sólo tu email tendrás gratis la guía "manejando Berrinches" además de descuentos exclusivos ;)

Tendrás acceso a descuentos exclusivos y recursos gratuitos, puedes cancelar cuando gustes.

Manejando berrinches

¡Bienvenido!, Verifica tu correo para descargar tu guía

Descarga tu guía con tan solo tu email

manejando berrinches

Sólo un paso más, Revisa Tu email, (incluso el SPAM) y confírmanos que la dirección es correcta.