Si tus peques pasan mucho tiempo frente a la pantalla del teléfono, Tablet o televisión es buen momento para hacer ajustes.

La cantidad de tiempo que los niños de un año pasan frente a pantallas está vinculada a retrasos en el desarrollo. Este hallazgo, realizado por investigadores de la Universidad de Tohoku en colaboración con la Escuela de Medicina de la Universidad de Hamamatsu, fue publicado en la revista JAMA Pediatrics.

El Estudio

El estudio examinó 7,097 pares de madres e hijos que participaron en el Proyecto. La exposición al tiempo de pantalla de cada niño se evaluó mediante cuestionarios para padres, que abarcaron la visualización de televisores, pantallas de videojuegos, tabletas, teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos con pantallas visuales. Los niños del estudio estaban casi igualmente distribuidos entre niños (51.8%) y niñas (48.2%). Su exposición al tiempo de pantalla se dividió en las siguientes categorías: menos de una hora (48.5% de los sujetos), de una a menos de dos horas (29.5%), de dos a menos de cuatro horas (17.9%) y cuatro horas o más (4.1%).

Los Resultados

El desarrollo de los niños se evaluó a los dos y cuatro años en cinco áreas: comunicación, habilidades motoras gruesas, habilidades motoras finas, resolución de problemas y habilidades personales y sociales. Los estudios anteriores en este campo generalmente no desglosaban el desarrollo en diferentes áreas, ofreciendo así una visión menos detallada.

La asociación entre el tiempo de pantalla a la edad de un año y los retrasos en el desarrollo posterior se evaluó utilizando una técnica estadística establecida, revelando una asociación dosis-respuesta; lo que significa que el nivel de retraso en el desarrollo (la respuesta) estaba correlacionado con la cantidad (dosis) de tiempo de pantalla.

No Todos los Retrasos son Iguales

“Tener diferentes niveles de retrasos en las áreas, y la ausencia de cualquier retraso detectado en algunas de ellas en cada etapa de la vida examinada, sugiere que las áreas deben considerarse por separado en futuras discusiones sobre la asociación entre el tiempo de pantalla y el desarrollo infantil”, dice Taku Obara, epidemiólogo de la Universidad de Tohoku y autor correspondiente del artículo de investigación.

Una de las razones para llevar a cabo este estudio fue la evidencia reciente publicada por la Organización Mundial de la Salud y la Academia Americana de Pediatría, que sugiere que solo una minoría de los niños cumple con las pautas para limitar la exposición al tiempo de pantalla. Estas pautas fueron diseñadas para garantizar que los niños participen en suficiente actividad física e interacción social.

Investigar más

“La rápida proliferación de dispositivos digitales, junto con el impacto de la pandemia de COVID, ha aumentado notablemente el tiempo de pantalla para niños y adolescentes, pero este estudio no sugiere simplemente una recomendación para restringir el tiempo de pantalla. Este estudio sugiere una asociación, no una causalidad entre el tiempo de pantalla y el retraso en el desarrollo”, dice Obara. “Utilizamos el término ‘retraso’ de acuerdo con investigaciones previas, pero es discutible si esta diferencia en el desarrollo realmente es un ‘retraso’ o no. Nos gustaría obtener una comprensión más profunda en futuros estudios examinando los efectos de diferentes tipos de exposición a pantallas”.

Fuente: ScienceDaily